2

Siguiente paso, la prueba del menú

Ayer fue un día crucial en los preparativos de la boda… La prueba del menú con nuestros padres, ¡histeria colectiva!

Estuvimos durante tres horas comiendo sin parar, ¡TRES PUÑETERAS HORAS! El almuerzo será tipo cóctel y tuvimos que elegir 20 canapés diferentes entre los 44 que probamos, ¿sabéis cuantísimo llenan 44 canapés? Entre eso y el vino llegó un momento en el que sólo pensaba en meterme un canapé en cada oreja y echarme a dormir la siesta sobre de la mesa. No quiero contar mucho para que haya sorpresas el día D, pero voy a deciros que os va a encantar todo, y los postres… ¡Buah!

Nos decidimos por Fernando Martín Catering porque hacen que sepamos que todo irá bien, son maravillosos, nos dan facilidades con todo y cada vez que los vemos nos miman como si fuéramos parte de la familia. Fernando además de ser el dueño de la empresa lleva la cocina y desde el momento en el que probamos su comida decidimos que queríamos celebrar la boda con él. También está Laura, es la mano derecha de Fernando y la persona que nos va a ayudar a organizar y decorar el sitio de la celebración. ¡Tengo unas ganas locas de ir a verlo con ella y empezar a preparar cosas!

Laura nos ha dicho que somos unos novios muy tranquilos, porque desde el día que los contratamos no volvimos a dar señales de vida hasta ahora, lo que no saben es que cada vez que pasábamos cerca de su restaurante David tenía que agarrarme para que no entrara a saludar y preguntar cosas. Ya que está la cosa en marcha va a tener May para rato, ¡la pobre no sabe lo que le viene encima!

¡Por cierto! ¿Sabéis qué día es? Hoy hace un año de aquello 🙂

Anuncios
0

Cuestión de catering

¡¡¡Tenemos catering!!!

Nos ha costado más de lo que pensábamos, ¡pero lo hemos conseguido! Creíamos que cuando nos pusiéramos en contacto con ellos nos tratarían como reyes, o al menos nos harían caso, se supone que con el tema de la crisis cada día se casa menos gente, están locos por conseguir clientes y tal pascual, pero parece que no.

Los del primero al que llamamos nos dieron plantón dos veces antes de conseguir quedar, después nos dijeron que tardarían un par de días en mandarnos el presupuesto y ese par de días se convirtió en dos semanas. Además estuvimos dos horas contándole la idea que teníamos para la boda y nos mandaron un presupuesto que no se parecía en nada a lo que habíamos hablado. Con el dueño del segundo catering quedamos un mes después de llamarle porque estaba muy ocupado con las comuniones, nos dijo que tardaría un poco en mandar el presupuesto… Y seguimos esperándolo.

Dicen que a la tercera va la vencida, ¡y en nuestro caso el dicho viene al dedillo! La semana pasada fuimos al restaurante del dueño del tercer catering con el que contactábamos y nos mimaron muchísimo, incluso nos dieron algunas cosas a probar para que viéramos qué tipo de cocina hacían. Nos escucharon y nos prepararon un presupuesto genial. El día de tu boda es un día muy especial y contar con personas en la que confiar es muy importante. La gente de este catering nos inspiró mucha confianza, conectamos bien y supieron ver el tipo de boda que queremos, así que nos hemos tirado a la piscina.

¡Una cosa menos! ¿Qué es lo siguiente? ¿El vestido? ¿Las invitaciones? ¿Los regalitos? Hay tanto donde elegir…

0

Jamón de oro

El sábado pasado fuimos a una feria de bodas, estuvimos cotilleando un poco y pedimos presupuesto a un catering, ¡el primero desde que empezamos con nuestra aventura bodil!

La verdad es que no nos ayudaron mucho porque no tenían presupuestos para bodas fuera de su salón, pero estuvimos viendo la lista de “pluses” y llegué a la conclusión de que me he equivocado de profesión. ¿Sabéis cuánto cuesta que un señor vaya a tu boda y corte UN jamón? ¡¡¡CUATROCIENTOS EUROS!!! Que sí, el jamón está incluido, pero por ese dinero no espero menos que un jamón de oro.

He investigado y por lo visto se tarda una hora en cortar un jamón, el precio de un jamón de bellota ibérico está entre los 150 y 200 euros (no he encontrado el precio del jamón de oro, pero uno de bellota ibérico es más o menos su equivalente), así que un cortador de jamón profesional puede ganar unos 200 euros por una hora de trabajo, ¿cómo se os queda el cuerpo?