2

Viaje de fin de novios

Cada vez que alguien nos preguntaba si estábamos nerviosos por la boda decíamos que no… Hasta que empezamos a organizar la luna de miel, ¡incluso para eso somos complicados!

Ponernos de acuerdo con el destino no fue fácil. ¿Nueva York? Demasiadas cosas que ver, preferíamos algo más tranquilo. ¿Japón? A David no le llamaba la atención. ¿Egipto? Queremos volver de la luna de miel enteros… Y así hasta aburrirnos.

Al final nos decantamos por un tour por las Islas Griegas, son una buena opción para ver cosas y descansar, ¡la mezcla perfecta! Pero decidir a qué islas ir ha sido muy difícil, ¿sabíais que Grecia tiene más de 2.000 islas? ¡Es una locura! Al final nos hemos centrado en el archipiélago de las Islas Cícladas, y partiendo de ahí fuimos eliminando islas de la lista. Las afortunadas han sido Santorini, Paros y Naxos, también iremos a Atenas.

Habría sido mucho más fácil contratar un viaje guiado, pero nos gustar hacer las cosas complicadas, además, elegir combinaciones para después ver que son imposibles porque no hay ferrys que conecten las islas es mucho más divertido.

Anuncios
0

¿Qué pasa legalmente cuando te casas?

El sábado pasado fue San Valenín y salimos a cenar para celebrarlo, ¿a que somos originales? Fue una gran noche, a pesar de que estuve a punto de sufrir un infarto.

Cuando hablas de bodas piensas en vestidos bonitos, flores, barra libre, etc. ¿Pero te has parado a pensar en las consecuencias legales que tiene casarse? Yo hasta el sábado no.

Tendremos nuestro propio libro de familia. Sinceramente, vivimos con tres perros, un gato y un canario, hace mucho tiempo que somos una familia, ¡y numerosa! Aunque llevamos tres años viviendo juntos, cuidándonos, apoyándonos y queriéndonos, hasta que firmemos unos papeles en septiembre no será oficial, ¿no es curioso?

Un tema que me da muy mal rollo es el del seguro de vida. Cuando David me dijo que tendremos que hacernos uno pensé algo así como “¡LOCO! ¡QUE TENGO 26 AÑOS! Soy muy chica para hacerme un seguro de vida, ¡Y TÚ DEJA DE COMER TANTAS PATATAS FRITAS!”, pero no fui capaz de pronunciar nada más que un balbuceo inteligible. Sé que es un paso lógico después de casarnos, ¡pero suena tan feo!

También está eso de lo tuyo es mío y lo mío es mío tuyo, pero para qué engañarnos, somos de clase media.

0

Empezamos con el canguele

Si me dieran un euro cada vez que alguien nos dice “¿Sólo os quedan ocho meses? Eso no es nada, ¡es menos que un embarazo!” tendría un montón de euros, igual no para irnos de viaje, pero sí para ir al cine un par de veces, ¡y las entradas están muy caras!

Esta nochevieja nos tomamos las uvas en Coín con nuestros padres y lo primero que me dijo mi madre -después del obligatorio “¡Feliz año nuevo!”- fue que este año me caso y era mi última nochevieja como soltera… Tengo que admitir que estuve a punto de hacerme caquita encima, por muchas ganas que tenemos de que llegue el día impone y da un poco de sustillo, pero no os preocupéis, lo hemos hablado y no vamos a salir huyendo ninguno de los dos.

0

¡Flipa vecina!

Acabo de descubrir algo impresionante…

¡Existen los ANILLOS PARA TACONES!

No sé si me gusta la idea o no, así en un primer momento me ha resultado muy rara y algo perturbadora, aunque supongo que todo es acostumbrarse.

¡Desde luego que para las bodas está todo inventado!

anillos_tacones

PD:  Como veréis me estoy tomando muy en serio la búsqueda de zapatos.

3

De zapatos feos va la cosa

Como ya lo tenemos casi todo listo se podría decir que ya nos queda poco más que esperar a que pasen unos meses para seguir con los preparativos. Una de las cosas que puedo ir haciendo es mirar zapatos, no los necesitaré hasta la prueba del vestido de dos meses antes de la boda, pero he bicheado un poco para ir haciéndome a la idea de qué quiero y telita marinera…

¡LOS ZAPATOS DE NOVIA SON FEÍSIMOS!

Después de un largo estudio diría que los zapatos de novia pueden dividirse en tres grupos:

1. Zapatos de travesti: No suelo usar tacones por lo cual mi opinión al respecto no era imparcial, así que he estado preguntando a algunas amigas y todas me han dado la razón, los tacones para novia son demasiados altos. Los hay con plataforma delantera, plataforma trasera, con plataforma y cuña… Además aprovechan que el zapato es enorme para ponerles plumas, estampados, brillantes, encajes y lazos, ¡incluso los hay con todo a la vez! El resultado es un zapato incómodo, pesado, enorme, recargado y feo, ¡muy feo! ¿Y el precio? Date con un canto en los dientes si los encuentras por menos de 300 euros.

2. Zapatos ortopédicos: Hay una gama de tacones bajos para novias altas o que no estén acostumbradas a usar tacones altos. Cuando los descubrí pensé que serían una buena elección para mí ya que sólo soy un poco más baja que David, ¡mi gozo en un pozo! Estos zapatos no tienen tantas cosas raras pero parecen sacados de una ortopedia, ¡mi abuela tiene zapatos más bonitos y modernos que esos! No sé vosotros, pero para mí pagar 200 euros por un zapato de apariencia ortopédica e incómodo me parece una burrada…

3. Bailarinas a precio de oro: Otra opción son las bailarinas, las hay lisas, de encajes, con brillantes… Hay muchas opciones y supongo que serán cómodas. Comparadas con los otros tipos de zapatos son baratas, aunque pienso en gastarme 100 euros en unas bailarinas y me da dolor de estómago.

Al final he llegado a la conclusión de que no tengo ni idea de lo que quiero, lo que sí tengo claro es que voy a dejar de buscar entre los “zapatos para novias” porque esa simple coletilla hace que tripliquen su precio, y si tengo que ponerme un zapato feo que al menos sea barato, ¿no?

¡Ahora entiendo a las novias que veo con converse! Igual no es mala opción…

2

¡Habemus vestido!

Pensé que encontrar mi vestido de novia sería rápido y fácil, ¡nada más lejos de la realidad! Sólo he tardado unas tres semanas en decidirme, ¡pero han sido unas semanas muuuy largas!

Todo el mundo me había dicho que la idea que tenía cambiaría cuando empezara a probarme vestidos, y así fue. Al final me he decidido por un vestido que no se parece en nada a lo que tenía pensado, pero me enamoré y el amor es así, ¿no? También me habían dicho que sabría que es mi vestido porque lloraría, ¡pero no he llorado! Aunque cada vez que me lo pongo me da un ataque de risa horroroso y quiero bailar, supongo que cada una reacciona de una manera diferente.

Ahora “sólo” falta esperar a que llegue el gran día para poder ponérmelo. Me muero de ganas de enseñárselo a todo el mundo y no sé cómo voy a aguantar tantos meses. ¡¡¡AGR!!!

1

¡Superligas al rescate!

En esta casa somos un poco frikis, para qué vamos a negarlo, y nos gusta un superhéroe más que a un tonto un lápiz, así que igual hay algún toque un heroístico en la boda… O dos.

¡Buscando ideas he encontrado una tienda que me ha encantado! Venden ligas muy originales, tienen de superhéroes, Star Wars, el Dr. Who o el Mónstruo de las Galletas entre otros, ¡hay para todos los gustos!

Pensaba que me costaría mucho encontrar cosas poco tradicionales para la boda, pero me he llevado una grata sorpresa al ver que hay de todo.

En mi caso soy muy de Batman, ¡aunque la liga del Dr. Who con la Tardis es un puntazo! ¿Y la de Transformer? ¿O la de Pesadilla antes de navidad? ¡Las quiero todas!.. ¿Cuántas ligas puede llevar una novia?

liga_Batmanliga_dr