Primeras fases

Desde el día de la pedida he pasado por tres fases bien diferenciadas:

Loca del tó: Los primeros días sólo pensaba en quedar con amigos para poder darles la noticia y enseñarles el anillo, vivía con cara de tonta, ¡estaba eufórica!

Te vas a arruinar: Pasan los días, empiezas a mirar cosas para la boda… ¡Y cuánto valen! Te da un bajón del carajo al ver el dineral que cuesta todo. En mi caso empecé a plantearme celebrarla con camperos y unas medias noches con nocilla, ¡sería una boda muy original! ¡Decide ya!

Decide o muere: Toca plantearos seriamente qué tipo de boda queréis y tomar decisiones. Buscar el sitio para la ceremonia y la celebración es el primer paso… Empiezo a ser consciente de que nos casamos, la cosa va tomando forma, ¡y estoy muy asustada! Me da mucho miedo tomar decisiones tan importantes, pero hay que hacerlo.

¡Decide May! ¡Decide cosas! ¡Decide ya!

Por estas tres fases no ha pasado David, él está muy tranquilo desde el primer día. No sé si los hombres y las mujeres somos diferentes en estas cosas o él es un rollo. Aunque tengo que admitir que me viene muy bien para no volverme más loca de lo socialmente permitido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s