0

¡Se terminó!

Llevo desde que volvimos de la luna de miel pensando qué escribir de la boda, y cada vez que me pongo a hacerlo me da una pena horrorosa de que haya terminado todo… Así que he decidido hacerlo por partes, poco a poco, que tengo muchas cosas que contaros y así no se me olvida nada, ¡y lo disfruto más!

Eso sí, tened paciencia conmigo, unos días después de volver del viaje empecé a trabajar y tengo poco tiempo libre.

Sólo voy a deciros que fue un día increíble y no cambiaríamos nada… ¿Podemos volver a casarnos el año que viene?

11350703_10153096517601935_6546300347715194193_n

1

Si puede pasar, pasará…

El miércoles pasado empezó con una multa por aparcar en doble fila (la cual es mentira, así que la vamos a reclamar, ¡yo nunca aparco en doble fila!), después me llamó la dueña del centro de belleza donde me van a peinar y pintar para la boda para contarme que tuvieron un problema con la chica con la que hice la prueba y han contratado a una nueva… ¡A una semana de la boda me cambian de peluquera y maquilladora!

Por la tarde fuimos a la última prueba del vestido, teníamos cita a las siete y media pero entramos casi a las diez de la noche porque una chica que se casaba ese mismo sábado había adelgazado mucho y el vestido le quedaba enorme, así que tuvieron que desmontarlo y volver a coserlo. Que digo yo… ¿Si lleváis tanto retraso por qué no avisáis y no perdemos la tarde?

Una vez dentro me pongo mi maravilloso vestido y casi me da un infarto al ver que tengo arrugas por toda la cintura y la espalda, también está torcido y un lateral del pecho tiene casi el doble del tamaño que el otro, ¡y yo tengo las dos tetas del mismo tamaño! El velo no lo tenían cortado, lo hicieron corriendo y se equivocaron con la medida, nos casamos en una iglesia muy pequeña, ¡no puedo llevar un velo de diez metros o va a ocupar media iglesia! Salí a las once de la noche de la tienda con la sensación de que iba a tener que casarme envuelta en una sábana y ganas de llorar durante toda la semana.

Aunque fue un día horrible  todo se ha arreglado, la nueva peluquera y maquilladora me hizo otra prueba y me gustó mucho, hoy he ido a recoger el vestido y está perfecto.

¿La vida puede ser más maravillosa? ¡Quedan cinco días!

vestido

3

No lista de bodas, no party

No pensábamos que nos fueran a preguntar sobre la lista de bodas, pero lo han hecho, y no una ni dos personas… ¡Si no tres! ¡O cuatro! Así que escribo para decir que no la tenemos, llevamos ya tres años y medio viviendo juntos y tenemos de todo (menos un burrito, tengo muchas ganas de tener un burrito pero no nos entra en casa).

Quedan 24 días para la boda, debería estar atacada, ¡y lo estoy! Pero no por la boda en sí, si no por la sesión de fotos de preboda que tenemos la semana que viene, ¿¡qué me pongo!? ¿Falda? ¿Pantalón? ¿Vestido? ¿Y los zapatos? Ya os contaremos, ¡o  lo veréis!

3

Nuestro plan era tener todo listo para agosto y descansar todo el mes… ¡POBRES INFELICES!

Ayer estuvimos haciendo una lista de las cosas que nos quedan por hacer antes de la boda y casi nos da algo, ¿por qué no organizamos una boda normal en un restaurante que te organice todo como el resto de parejas? ¡Más vale que al menos sea una gran boda!

Por si fuera poco hace unos días tuve la primera prueba del vestido y resultó no ser blanco, todos pensábamos que sí lo era porque me probé otros más oscuros, así que ahora tengo un vestido que no es blanco y unos zapatos blancos que no pegan ni con cola. Como me han cogido el largo del vestido con esos zapatos si los cambio tiene que ser por otros de la misma altura… ¡Deseadme suerte!

PD: Hemos publicado una sección en el menú superior con datos de interés para los invitados de la boda🙂

Cita
0

Miniconsejo: Empieza a organizar la boda con tiempo, nosotros lo hicimos un año y medio antes y nos dijeron que estábamos locos, ahora estamos tranquilos porque sólo nos quedan algunos detalles. ¡No hagas caso a las webs de bodas y empieza en cuanto puedas!

1

¡Tres meses!

Hace mucho que no damos señales de vida, estamos preparando cosas para la boda y como me tienen prohibido enseñaros nada… Pero todo va muy bien, ¡os pongo al día!

Me he hecho unos zapatos preciosos para después de los tacones (se admiten apuestas sobre si aguantaré con ellos hasta la copa de bienvenida), estamos repartiendo las invitaciones, haciendo cosas para decorar el sitio de la celebración y dejando el tema de los regalos medio cerrado. ¡Hablando de regalos! Ya nos han hecho el primero, ¡una cafetera de Nespresso chulérrima!

nespresso

Quedan menos de tres meses y no queremos que nos pille el toro, nos gustaría dejarlo todo listo antes de agosto ya que es la feria de Málaga, y la feria es algo sagrado, la boda también, pero oye, ¡si podemos disfrutar de las dos cosas mejor que mejor!

¡También tenemos el cursillo prematrimonial hecho! No ha sido nada de lo que nos habían dicho, le teníamos mucho miedo pero… Bah, ¡cursillos a nosotros!

2

Siguiente paso, la prueba del menú

Ayer fue un día crucial en los preparativos de la boda… La prueba del menú con nuestros padres, ¡histeria colectiva!

Estuvimos durante tres horas comiendo sin parar, ¡TRES PUÑETERAS HORAS! El almuerzo será tipo cóctel y tuvimos que elegir 20 canapés diferentes entre los 44 que probamos, ¿sabéis cuantísimo llenan 44 canapés? Entre eso y el vino llegó un momento en el que sólo pensaba en meterme un canapé en cada oreja y echarme a dormir la siesta sobre de la mesa. No quiero contar mucho para que haya sorpresas el día D, pero voy a deciros que os va a encantar todo, y los postres… ¡Buah!

Nos decidimos por Fernando Martín Catering porque hacen que sepamos que todo irá bien, son maravillosos, nos dan facilidades con todo y cada vez que los vemos nos miman como si fuéramos parte de la familia. Fernando además de ser el dueño de la empresa lleva la cocina y desde el momento en el que probamos su comida decidimos que queríamos celebrar la boda con él. También está Laura, es la mano derecha de Fernando y la persona que nos va a ayudar a organizar y decorar el sitio de la celebración. ¡Tengo unas ganas locas de ir a verlo con ella y empezar a preparar cosas!

Laura nos ha dicho que somos unos novios muy tranquilos, porque desde el día que los contratamos no volvimos a dar señales de vida hasta ahora, lo que no saben es que cada vez que pasábamos cerca de su restaurante David tenía que agarrarme para que no entrara a saludar y preguntar cosas. Ya que está la cosa en marcha va a tener May para rato, ¡la pobre no sabe lo que le viene encima!

¡Por cierto! ¿Sabéis qué día es? Hoy hace un año de aquello :)